La información contenida en esta web es de carácter divulgativo y en ningún caso pretende reemplazar el consejo médico profesional. 
Copyright © 2017 Manuel González Murillo | Todos los derechos reservados.

Actualización 2 Diciembre 2018

Existen dos tipos básicos de deformidades de la columna vertebral:

Deformidades TRIDIMENSIONALES

Escoliosis idiopáticas, congénitas o degenerativas

Sindrómicas

Neurofibromatosis

 

Deformidades SAGITALES

Cifosis

Lordosis

Espondilolistesis

Yatrogénicas

Traumáticas

Neoplásicas o Infecciosas

 

 

ESCOLIOSIS idiopática

La deformidad escoliótica también podemos definirla como deformidad "cuatridimensional":

 

  • Alteración CORONAL

  • Alteración SAGITAL

  • Alteración AXIAL

  • DEFORMACIÓN de la MORFOLOGÍA VERTEBRAL como resultado de la Ley de Hueter-Volkman. Crecimiento de las vértebras en la zona de convexidad, con hipocrecimiento en la concavidad y alteración del tórax con verticalización de las costillas.

Podemos clasificar la deformidad escoliótica idiopática (no se conoce origen de la patología) según la edad o la localización de la curva:

Según la edad:

 

  • Infantil. Antes de los 3 años. Muchas se resuelven espontáneamente. Con relativa frecuencia curvas torácicas hacia la izquierda.

  • Juvenil. Entre los 3 y los 10 años. La mayoría curvas torácicas derechas.

  • Adolescente. A partir de los 10 años. Mayor progresión cuanta menor edad.

  • Adulto o Degenerativa

 Tipos de Corsés

This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 2.1 Japan license

Imágenes cedidas por cortesía de Javier López Carmona - Técnico Ortopeda

Información para el paciente y la familia - USO DEL CORSÉ

Lea detenidamente estos consejos sobre el cuidado y uso del corsé para el tratamiento de la Escoliosis. Consejos generales válidos para cualquier tipo de Corsé CTLSO (Cervico-toraco-lumbo-sacro) o TLSO (Toraco-lumbo-sacro).

Colocación del Corsé
La colocación puede precisar en las semanas iniciales la ayuda de alguien, aunque el paciente debe aprender a utilizarlo de forma independiente.

 

  • Utiliza ropa interior y camiseta de algodón sin costuras. Evite la aparición de arrugas en la camiseta. En el caso de uso de sostén, se recomienda del tipo deportivo sin costuras y sin aros.

  • Pon el corsé delante, ábrelo y colócatelo, asegurando que asiente bien sobre las caderas.

  • El corsé debe encontrarse centrado. Tomar como referencia el pliegue glúteo.

  • Ajusta las correas hasta que la ortesis quede ceñida al cuerpo. Visualizar la abertura del corsé para que sea simétrica.

  • En cuanto a la elección de la ropa, es importante contar con la paciente. La adaptación psicológica en esta nueva etapa es fundamental.


Mantenimiento y Cuidado
Se recomienda limpieza diaria del corsé con toalla húmeda, secado, y seguidamente con toalla impregnada en alcohol y nuevo secado del interior. No sumerja la ortesis en agua.

Adaptación y Uso del Corsé
En nuestro equipo recomendamos la utilización del corsé 20-21 horas al día. Dejando entre 3 y 4 horas para descanso y actividad deportiva. Este último punto esencial para mantenimiento de la musculatura de la espalda.

  • Primera semana. Adaptación progresiva. Uso durante la tarde (3-4 horas) tras el horario escolar. Tras la retirada, revise la piel en busca de zonas de mayor presión (enrojecidas). Habitualmente desaparecen al cabo de 1 hora. En el caso que las zonas enrojecidas no desaparezcan en ese período, acuda a consulta para revisión junto con el Técnico Ortopeda.

  • Segunda semana. Adaptación progresiva. Uso durante la tarde (7 horas).

  • Tercera semana. Adaptación progresiva. Uso nocturno y durante la tarde (14 horas)

  • Cuarta semana. Uso durante 20-21 horas al día. Comienza el uso durante el horario escolar. Puede quitarse el corsé en el horario de Gimnasia.

ACTIVIDAD DEPORTIVA

  • Aunque no existen evidencia que podamos alterar la evolución de la escoliosis mediante ejercicios, podemos encontrar EFECTOS BENEFICIOSOS mediante la TERAPIA FÍSICA Y EL EJERCICIO o deporte habitual (mejoría de la fuerza y movilidad, la función pulmonar, el equilibrio, la flexibilidad, etc.)

  • Además, la práctica habitual de ACTIVIDAD DEPORTIVA confiere otro tipo de beneficio como la ADAPTACIÓN PSICOLÓGICA a la nueva situación, con mejora de la autoestima y la socialización.

  • El paciente con Escoliosis Idiopática del Adolescente PUEDE REALIZAR CUALQUIER TIPO DE ACTIVIDAD DEPORTIVA. Es un error desaconsejar la realización de deporte.