La información contenida en esta web es de carácter divulgativo y en ningún caso pretende reemplazar el consejo médico profesional. 
Copyright © 2017 Manuel González Murillo | Todos los derechos reservados.

Actualización 2 Febrero 2018

Discectomía simple - Cirugía Endoscópica

En pacientes jóvenes con discos extruidos, sin signos de espondilosis lumbar (artrosis a nivel de la columna) ni criterios de inestabilidad mecánica la discectomia simple es el procedimiento de elección. Consiste en la retirada tan solo del fragmento de disco que ha migrado a canal y produce una compresión nerviosa sin implantar ningún instrumental.

Vertebroplastia - Cifoplastia

Técnicas mínimamente invasivas para el tratamiento de las fracturas vertebrales osteoporóticas.

La Vertebroplastia consiste en la inyección de un cemento en la vertebra fracturada. El alivio del dolor se produce tanto por un efecto térmico como por la estabilización biomecánica que proporciona el cemento.

La evolución de la vertebroplastia es la cifoplastia. En la Cifoplastia, previamente a la introducción del cemento se utiliza un balón que se infla en el interior del cuerpo vertebral. Este gesto aporta 2 teóricas ventajas: por un lado crea un espacio para introducir el cemento disminuyendo así el riesgo de fugas de cemento fuera del cuerpo vertebral  y por otro trata de restaurar la altura original del cuerpo vertebral. El uso del balón de cifoplastia proporciona un mayor perfil de seguridad con el único inconveniente de su elevado precio.

Técnicas de Preservación de la Movilidad

En los últimos tiempos se ha extendido el uso de técnicas de no fusión o preservación de movimiento con el objeto de preservar una funcionalidad de la columna similar a la fisiológica.

Entre los dispositivos:

Dispositivos Interespinosos. Aunque los resultados de estudios clínicos con estos implantes son prometedores, la evidencia científica que soporta su uso es limitada. La correcta selección del paciente que puede beneficiarse de esta técnica es crucial para su éxito.

 

Tornillos pediculares con barras dinámicas. Aunque los resultados de estudios clínicos con estos implantes son prometedores, la evidencia científica que soporta su uso es limitada. La correcta selección del paciente que puede beneficiarse de esta técnica es crucial para su éxito.

 

Prótesis de disco artificial (cervical y lumbar).

Cervical. Una adecuada selección del paciente determina el éxito de la cirugía.

Lumbar. Su indicación principal es en pacientes con dolor lumbar axial causado por enfermedad degenerativa lumbar sin inestabilidad. Los criterios de exclusión para la ATD son la estenosis lumbar, artritis facetaria, espondilolisis o espondilolistesis, radiculopatía secundaria a hernia discal, escoliosis, osteoporosis, obesidad, uso crónico de esteroides, el embarazo y la fusión lumbar anterior, infección y fracturas. Aunque su empleo se encuentra limitado por las potenciales complicaciones asociadas.

Artrodesis vertebral

El tratamiento quirúrgico que mejores resultados aporta a largo plazo es la artrodesis vertebral.  La artrodesis consiste en conseguir un bloque de fusión en el nivel patológico ya sea mediante injerto posterolateral (entre las apófisis transversas) y/o intersomático (con mejores resultados de satisfacción del paciente a largo plazo) sustituyendo el disco no funcionante por un espaciador con hueso en la mayor parte de las ocasiones del propio paciente.

La artrodesis puede realizarse tanto por técnicas tradicionales como por abordaje míninamente invasivos. Para el abordaje del disco podemos utilizar un abordaje anterior (ALIF), anterolateral oblicuo (OLIF), posterior (PLIF o TLIF) o lateral (XLIF).