La información contenida en esta web es de carácter divulgativo y en ningún caso pretende reemplazar el consejo médico profesional. 
Copyright © 2017 Manuel González Murillo | Todos los derechos reservados.

Actualización 2 Febrero 2018

Abandono del Tabaco y Pérdida de Peso

Recomendamos el abandono del hábito tabáquico antes de la Cirugía de Columna. Se ha demostrado que el tabaco es perjudicial para su salud en general y en particular sobre la estructura ósea y la vascularización necesaria para la fusión vertebral. En los pacientes fumadores se multiplican las posibilidades de complicación postoperatoria.


Recomendamos en los pacientes obesos la pérdida de peso antes de la cirugía. Los estudios demuestran que la cirugía en estos pacientes tiene una duración mayor y las posibilidades de complicación postoperatoria aumentan exponencialmente (infección, complicaciones anestésicas y de recuperación, etc.). Además de cierto control en la dieta, el ejercicio (por ejemplo caminar durante 1 hora al día) aporta tonificación muscular que repercutirá positivamente en su recuperación.


Todo lo que usted ayude antes de la cirugía se verá recompensado tras la cirugía.

Qué debemos llevarnos al Hospital

Recomendamos la utilización de ropa suelta cómoda para facilitar su cambio en los vestuarios. En un primer momento, las zapatillas tipo piscina o chanclas pueden resultar útiles, seguidamente cuándo comencemos los paseos la utilización de zapatilla cerrada preferiblemente de velcro (para evitar agacharse para atarse los cordones). Evite traer al hospital joyas, anillos, pendientes, piercings o relojes.


Meta en su maleta artículos de aseo (cepillo de dientes, dentífrico, peine, cuchilla de afeitar…), cargador del teléfono móvil, gafas, audífonos, artículos de entretenimiento (libros, radio con auriculares...).


Planifique el traslado al hospital por algún familiar o amigo.

La Noche antes de la Cirugía

En los días previos a la cirugía recibirá una llamada del centro para confirmar el procedimiento quirúrgico, informarle sobre qué hora llegar y la necesidad de ayuno (no comer ni beber nada) desde la medianoche del día anterior.


Resulta imprescindible seguir de manera precisa las indicaciones del Servicio de Anestesia y Reanimación sobre los medicamentos que no debe tomar el día o días antes de la cirugía. Entre los que destacan:


- Medicamentos para el control del azúcar (antidiabéticos orales)
- Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (por ejemplo Ibuprofeno, naproxeno,…)
- Medicamentos relacionados con la coagulación de la sangre (por ejemplo Sintrom®)

 

Asimismo, se le realizarán recomendaciones sobre sus inhaladores y su medicación habitual que podrá tomar el día de la cirugía (con un pequeño sorbo de agua).

Ingreso Hospitalario

A su ingreso en el centro hospitalario para la cirugía de columna vertebral, el personal sanitario comprueba su identidad, realiza la revisión de la historia clínica y antecedentes personales y se comprueba que ha seguido las indicaciones del Servicio de Anestesia y Reanimación. Asimismo, se realiza comprobación de que ha entendido el procedimiento y las posibles complicaciones que pudieran derivarse y que ha firmado y entregado el Consentimiento Informado.


Tras cambiarse de ropa, se verifican sus constantes vitales y se canaliza una vía intravenosa para administración de ciertos medicamentos (antibiótico, anestésicos, analgésicos, medicación para la ansiedad…).


Seguidamente, una vez que todo esté preparado (son numerosas las actuaciones y verificaciones que se realizan antes de cada intervención, semejantes a las que realizan los pilotos de un avión), usted será conducido al quirófano por un celador. Durante el procedimiento el equipo de Anestesia y el equipo de Neurofisiología (en algunos procedimientos) controlarán las constantes vitales y la monitorización de la función nerviosa.


Finalizada la cirugía, usted permanecerá durante unas horas en la Unidad de Reanimación bajo el control del Equipo de Anestesia. La duración de este período es muy variable y dependerá de la evolución individual de cada paciente y de la disponibilidad de la planta de hospitalización o unidad de cuidados intensivos.

Traslado a Domicilio

 

No se permite conducir hasta el domicilio el día del alta. En principio, se facilitará el transporte en ambulancia al alta y, en determinadas situaciones, para las curas de enfermería. En caso que decida realizar el traslado en coche se recomienda que se trate de un vehículo alto, para evitar posturas forzadas.

Ayuda en Domicilio

Durante las primeras 2 ó 3 semanas tras la cirugía de columna se recomienda que el paciente se encuentre ayudado en su domicilio por algún familiar o amigo. En el caso que usted viva solo y no disponga de ayuda, recomendamos hablar con Asistencia Social del hospital para que le informen sobre personal a domicilio o residencias temporales.


Desde su inclusión en lista de espera quirúrgica puede ir adaptando su domicilio a la situación postoperatoria.

 

  • En el descanso diario se recomienda la colocación de almohada bajo las rodillas. Tenga a mano en la mesilla de noche el teléfono móvil. Coloque ropas y calzado a una altura de fácil alcance para evitar flexionar el tronco.

  • Acondicione el baño. Coloque agarraderas en la bañera o ducha y alfombras antideslizantes. Puede ser recomendable adquirir un elevador del inodoro.

  • Retire alfombras que puedan ocasionar alguna caída accidental.

  • Los utensilios esenciales de aseo y manutención procure tenerlos en lugares altos que eviten la flexión del tronco.