Descanso - Elegir un colchón adecuado

Actualización 28 Mayo 2022

colchón y almohada

Alguien dijo alguna vez que: “Quien a su tiempo descansa, rinde el doble y no se cansa”. 

 

Y precisamente de esto quería hablaros: del descanso.

En este mundo de prisas y ruido, no hay nada más reconfortante que el descanso que proporciona un sueño reparador. Sin embargo, la elección de un colchón adecuado puede resultar en ocasiones muy difícil.

Existen muchos tipos y marcas en el mercado. Los siguientes consejos podrían ayudarte en la elección:

  • ¿Cuándo es el momento ideal de comprar un nuevo colchón? Si ha perdido comodidad, nota la falta de descanso, aparición de dolores o si observa hundimiento en la zona central del colchón; en estas situaciones puede ir pensando en adquirir un nuevo colchón.

  • Infórmese y pregunte sobre el tipo de material, el grosor de las capas y la configuración del colchón.

  • Debemos lograr un equilibrio entre el soporte y la comodidad. Dormir en un colchón demasiado firme puede causar dolores y dolores en los puntos de presión.

  • Por lo tanto, el colchón ideal debe ser firme y adaptable. Asimismo debemos tener en cuenta datos como la estatura y el peso.

  • EXIGIR PERÍODO DE PRUEBA. Cuando acudir a comprar a la tienda, son escasos minutos en los que podemos estar recostados sobre el colchón. Por lo tanto, debemos tener un tiempo de prueba para valorar si es adecuado el descanso nocturno.

  • COMPRE EN TIENDAS Y COMPAÑÍAS CONFIABLES. Busque tiendas donde se pueda devolver el colchón durante el período de prueba. Evalúe el servicio de atención al cliente (garantía, opciones de entrega, eliminación del colchón viejo…). Consulte opiniones.

  • NO FIJARSE EN EL PRECIO. Un precio más alto no garantiza que sea más cómodo o tenga mayor soporte. Compare precios después de encontrar el colchón adecuado.

 

No obstante, que pensarías si te dijera que actualmente existe en el mercado la posibilidad de adquirir un colchón regulable y personalizado.

  • Regulable en la forma: totalmente personalizado para cada tipo de complexión y peso.

  • Regulable en firmeza.

  • Regulable en temperatura.

  • Regulable para distintas patologías.

 

 

Este tipo de colchón es adecuado para personas sanas como aquellas que sufren diferentes patologías (cervicalgias, lumbalgias, hernias discales, trocanteritis, dolores en hombro, etc.).

La posibilidad de personalizar a nuestra complexión y nuestra posición al dormir, y regular la firmeza y la temperatura pueden mejorar nuestro confort y, con ello, la calidad del sueño.

La regulación de todos estos aspectos se realiza por uno mismo con la adición o la reducción de diferentes capas. Una vez llegados a nuestra configuración ideal, sentiremos mayor descanso, mejor calidad del sueño y menor movilidad durante la noche.

Además, el colchón regulable y adaptable tiene una ventaja añadida: el uso en diferentes patologías. A lo largo de nuestra vida podemos sufrir diferentes lesiones que motivan un descanso inadecuado. Este colchón proporciona una espectacular adaptabilidad para diferentes lesiones (lumbalgia mecánica, hernia discal, dorsalgia, síndrome subacromial, trocanteritis, entre otras patologías).

Para finalizar comentar que puesto que el colchón es el lugar dónde pasamos un tercio de nuestras vidas, ¿no creéis que debemos cuidar su elección? No lo dudes, un colchón regulable puede mejorar tu descanso.